Materiales y recursos didácticos deLENGUAyLITERATURA.com para profesores y estudiantes


Inicio    Lengua  Literatura     Actividades    Lectura    Enlaces     Campus     Oposiciones    Contacto

_________________________________________________________________________________

1. Tu hermano es muy alto.

2. La casa de Pedro es roja.

3. Juan está enfermo.

4. Esa chica parece enferma.

5. Carlos es de Madrid.

6. Todo está bien.

7. Ninguna persona es ilegal.

8. Ella es así.

9. La mesa era de color verde.

10. Los jóvenes son el futuro del país. 

  1. 11.Su primo es entrenador de baloncesto.

     Solución


El atributo


Definición:

Es la función sintáctica que expresa una cualidad, propiedad, estado o circunstancia del sujeto a través de los verbos copulativos ser, estar y parecer. Concuerda con el verbo en el número (singular o plural), y con el sujeto en número y persona  (excepto si el atributo es un adverbio o sintagma preposicional): Juan es camarero / María es camarera. Ejemplos de atributos:

       Cervantes fue un gran escritor.

       Tu hermana está cansada.

       Luis es rubio.

       Muy altas son esas verjas.

       Sus primos están bien.

       Su cara parece triste.

Desde el punto de vista de naturaleza del predicado, las oraciones con ser, estar o parecer que contienen un atributo se clasifican como oraciones atributivas o copulativas. En estas oraciones, el verbo y el atributo forman, junto a cualquier sintagma que no esa el sujeto, el predicado nominal.


Tipo de sintagma:

   El atributo es una función oracional que puede ser desempeñada por cualquier clase de sintagma:

    a) SN (sintagma nominal):

        Luis es el arquitecto

    b) SAdj (sintagma adjetivo o adjetival):

        Su hija es alta. Ellos están tristes

    c) SPrep (sintagma preposicional):

       Tus vecinos son de Madrid.  

    d) SAdv (sintagma adverbial):

        Mi padre está bien. 


Identificación con preguntas al verbo y sustitución pronominal:

    Para identificar el atributo, la pregunta al verbo es  ¿qué?, como también sucede con el complemento directo (Juan compra patatas) y el sujeto (Me gusta tu vestido) referido a cosa.  Por ello, la prueba más fiable es comprobar que se puede sustituir en todos los casos (masculino y femenino, singular y plural) por el pronombre LO. Si el sintagma no es nominal, también admite (sobre todo con el verbo estar) la pregunta ¿cómo? y la sustitución por el adverbio ASÍ. En cualquier caso, es fácil la identificación como atributo al necesitar este, de modo obligatorio, los verbos copulativos.  Ejemplos:

  1. Luis es el arquitecto. > Luis lo es.

    1. María es la arquitecta. > María lo es.

    2. Luis y Pedro son los arquitectos. > Luis y Pedro lo son.

    3. María y Laura son las arquitectas. > María y Laura lo son.

    4. Su hija es alta. > Su hija lo es.

    5. Ellos están tristes. > Ellos lo están o Ellos están así.

  2.            


Ejemplos y soluciones

  1. 1)Identifica el atributo en las siguientes oraciones:


2)  Ejercicio interactivo y autocalificable:

       Distingue en las 25 oraciones siguientes entre atributo, complemento

    predicativo y complemento circunstancial de modo.


Otras características del atributo:

    1. El atributo, cuando es desempeñado por un sustantivo o adjetivo, concuerda en número y persona con el sujeto. Ejemplos:

  1.         Su tío es astuto. Su tía es astuta. Sus tíos son astutos. Sus tías son astutas.


  1. Los verbos atributivos ser, estar y parecer se analizan sintácticamente como VC (verbo copulativo), cópula, NV (núcleo verbal) o, simplemente, V (verbo). Cada profesor o corriente lingüística elige una de ellas. En cualquier caso, conviene tener en cuenta que los verbos atributivos no tienen un significado léxico pleno y el auténtico núcleo del predicado es el atributo. 


  1. El atributo completa la información del sujeto y del verbo copulativo, y no se puede eliminar de la oración. Si así fuera, la oración no tendría sentido, sería agramatical.  Ejemplo:

         Ese entrenador de fútbol es severo. > *Ese entrenador de fútbol es.


  1. El atributo, en las oraciones con el verbo ser y si el sintagma es nominal (el núcleo es un sustantivo), es intercambiable con el sujeto. Cualquiera de los dos puede ser el atributo. En estos casos se suele considerar atributo el elemento que aparece en segundo lugar:

        María es la vecina de mi madre.

        La vecina de mi madre es María.

   

  1. Además de los sintagmas mencionados arriba y el pronombre lo, también pueden desempeñar la función de atributo, otras categorías gramaticales:

    -un gerundio: Estoy chorreando;

    -un infinitivo: Comer es vivir;

    -una oración o proposición sustantiva:

        Es bueno que recibas visitas de tus amigos;

    -una oración o proposición sustantivada o sustantivada:

        Juan es el que me empujó

   No hay que confundir el gerundio que funciona como sujeto (no suele ser muy habitual) con la perífrasis verbal aspectual durativa “estar + gerundio”.

  1. No es arbitrario que al atributo se le llame así. La palabra “atributo” significa “cada una de las cualidades o propiedades de un ser”. Esta es la razón característica principal de esta función sintáctica: atribuir una cualidad, propiedad, estado, circunstancia o condición al sujeto.


Ser, estar y parecer pueden tener un uso predicativo:

   Los verbos ser, estar y parecer no siempre funcionan como copulativos o atributivos. A veces pueden ser predicativos (es decir, no tienen atributo): 

        Su primo está en la playa.

        No estoy para nadie.

        La fiesta fue en mayo.

        Eso fue el año pasado.

        Érase una vez...

        Se parece a Iván.

      

     En su uso predicativo, el verbo estar significa “situación en el espacio o en el tiempo”;  el verbo ser equivale a “ocurrir”, “suceder”, “acaecer”, “pasar”, “existir”, “estar en un sitio”; y el verbo “parecer” tiene el significado de “semejar” o “tener parecido o apariencia”.


Pronombres personales átonos que pueden funcionar como atributos:

  Como dijimos arriba, únicamente puede ser lo. Cualquier palabra o sintagma es atributo si puede sustituirse, en oraciones con ser, estar y parecer, por dicho pronombre.


Los verbos semicopulativos o psedocopulativos

  Muchos gramáticos amplían la lista de verbos atributivos. A los dos verbos puramente atributivos, “ser” y “estar”, a los que hay que sumar “parecer”, añaden otros como “semejar”, “llegar a ser” y, en determinados contextos y siempre que se construyan con un sintagma adjetival, “volverse”, “hallarse”, “seguir”, “continuar”, “quedarse”, etc. Podemos añadir a los tres verbos copulativos principales “semejar” y “llegar a ser”, pero no “resultar” y el resto de los verbos citados. Nos encontramos en estos casos con complementos predicativos:

         El problema resultó complicado.

         Juan sigue enfadado.

         Ese chico se volvió loco.


   En nuestros análisis sintácticos, sin embargo, analizamos estas palabras como complementos predicativos. Es cierto que se puede justificar su valor de atributo, pero consideramos que es un asunto que debe ser tratado en un nivel  avanzado o universitario.




Revisión última: 13/mayo/2015